jueves, 26 de junio de 2008

Nada nuevo bajo el sol

El otro día me di cuenta de que cada vez me parezco más a mi abuela: no soporto el calor y no paro de hacérselo saber a toda la humanidad: al cruzarme con cualquier vecina (que no necesariamente tiene que ser mía) yo comento: “¡…qué calor!”; eso si, en tres idiomas distintos, según corresponda, aunque a veces se me mezclan los cables y termino armando frases absurdas como: “hi, calor meod.” La cuestión es que no puedo evitar repetir esa charla, es como si viviese atrapada en un ascensor (en donde es el único tema permitido).

En esta época, cuando el asfalto abrasador comienza a desprender una cortina movediza que desfigura al mundo, un delirio insano se apodera de mi mente acalorada y aparte de alucinar oasis en mitad de la avenida, desvarío con la idea de vivir en Tierra del Fuego, en donde (incoherentemente) nunca hace calor.

Pero ¿qué tiene para enseñarme el calor? La Torá usualmente es equiparada con el agua, pero también se la puede comparar con el fuego (el fuego de la Torá). El fuego es una forma de energía, y la Torá relaciona esta forma de energía con la alegría. Es necesaria para el equilibrio del mundo y para el equilibrio de la persona. La alegría, al igual que el fuego, al ser compartido no disminuye su cantidad, es imposible quitar fuego del fuego.

Recuerdo haber leído un artículo de Sarah Zadoc en donde decía que el agua es la vida espiritual, pero el fuego es indispensable para que esa vida espiritual fluya, porque si no está impregnada de calidez y de vitalidad, se vuelve un bloque de hielo impenetrable. Que el fuego en el corazón de la persona es el combustible que mantiene una vida con sentido (no una vida vacía de significado, en donde lo único que conseguiríamos serían “fuegos artificiales”).

Por el bien de mis vecinas, espero poder dejar de quejarme del clima y trasformarme en un generador de alegría, que la próxima vez que nos crucemos piensen: “here comes the sun”, aunque nunca hayan escuchado ese tema de los Beatles.

6 comentarios:

Juan Jiménez Palops dijo...

Genial tu post Judi,aquí ya llegó también el sol y por ende el verano.

Ahora que son las 14:00 tenemos una temperatura de 36º C.
Así que imagina...

Ahí te pongo el link de este tema de los beatles en otra versión.

Y como decimos aquí un buen gazpacho sefardí fresquito y aire acondicionado programado a 23ºC.

Shabat Salom!

http://www.goear.com/listen.php?v=85499fe

Yahy'h & Juan dijo...

Ahora que llegó el calor, nada más delicioso para combatirlo que esta antigua receta de la Andalucía Sefardí; que tan famosa se hizo a nivel internacional, tanto por su exquisitez, como por sus propiedades naturales y nutritivas.

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS: 1/2 kilo de pan -sólo la miga interior-, 1 vaso de aceite de oliva, 1 kilo de tomates rojos, 2 dientes de ajo, 1 pepino, 1 pimiento verde y uno rojo picados, 1/2 cucharadita de comino molido, 1 litro de agua muy fría, sal y vinagre de manzana al gusto .


PREPARACIÓN: Se ponen en un recipiente o bol grande, la miga de pan empapada en agua, los tomates, los pimientos, el pepino, y el ajo, todo ello bien lavado y troceado.
Se bate todo junto y se le añaden, al gusto, el vinagre y la sal.

Pasar todo ello por el chino o tamiz, para quitar los restos de piel de los ingredientes. Si queda muy espeso se puede añadir más agua y ya está listo para comer.

Para decorar: se pueden cortar muy picados; pepinos, aceitunas, cebolla, así como una hoja de hierbabuena; etc.
Servir muy frio.

Esperamos que os guste...

Judi dijo...

Gracias Juan, por lo visto en España nos van ganando, ya que aquí sólo llegamos a los 34 grados. Nos esforzaremos por superarles...
Y te agradezco la versión del tema, pero tal como sabes, soy ortodoxa, por lo tanto sigo prefiriendo la versión original.

Judi dijo...

¿esa es la receta del famoso gazpacho? Siempre me pregunté cómo se hacía.
Ahora toca averiguar qué brajá hay que decir antes de tomarlo, digo, por el pan. ¡Elisheba no nos falles!

Juan Jiménez Palops dijo...

Shalom!
Gracias Judi por publicar mi entrada.
Respecto de la temperatura, me parece seguimos al alza aquí al sur de España y concretamente ahora en nuestra ciudad estamos ya en los 38ºC.

Respecto de que seas ortodoxa, a ver...
Perdona si te ofendí con el link que te puse. No fué mi intención.


Shabat Salom!

Judi dijo...

Juan ¿ofenderme? para nada, quise hacer un chiste (malo, lo reconozco) para decir que mis gustos son mas bien tradicionales y que la versión de los Beatles me parece insuperable