jueves, 17 de abril de 2008

La verdadera Libertad


Alguna vez les paso que, mientras charlaban con alguien, esta persona les dijo algo así como:" y bue', que se le va a hacer! Yo soy así y ya a esta altura de la vida no puedo cambiar…!!!"
ERROR!!!
Esta persona dice que no puede cambiar….pero traduciéndolo al lenguaje de la honestidad sonaría algo así como: "y bue', que se le va a hacer! Yo soy así y a esta altura de la vida no quiero cambiar…!!!"
Enseñan nuestros sabios que el "Guivor", el fuerte o el héroe, es aquel que conquista y domina sus pasiones. Al contrario de lo que hoy conocemos como "héroes"(súper TOP models, empresarios millonarios, y la lista de banalidades se hace infinita…), el judaísmo entiende que el verdadero modelo a seguir es el de aquella persona que sabe ponerse limites, y controlarse, así sea de la manera en que habla (por ejemplo no ser soberbio, mentiroso, gritón, etc.), como también el tema del comer (poder realmente cumplir con la dieta!) y así podríamos enumerar millones de cualidades.
Solo el 20% de los judíos que estaban esclavizados en Egipto salieron de allí. Que paso con el 80%? Decidieron que "ya a esta altura de la vida no podían cambiar", y salir de Egipto significaba demasiado esfuerzo, demasiado encontrarme conmigo mismo, demasiada honestidad y demasiado trabajo de "midot", cualidades. Confundieron libertad con libertinaje.
Erróneamente solemos pensar que ser libre es sinónimo de hacer lo que se nos da la gana. Y así nos esclavizamos, una y otra vez, de nuestras "ganas", nuestras pasiones. Por que se nos hace imposible vivir sin: el súper auto, las vacaciones aseguradas, la ropa última moda, el bronceado, los 50 Kg., etc.
La verdadera libertad se basa en tener la fuerza interior suficiente para poder luchar contra nuestras debilidades, elegir hacer el bien, elegir la vida.
Les deseo de todo corazón que hoy jueves a la noche, mientras estén buscando el Jametz por los lugares mas recónditos de la casa, a la luz de la vela, de la misma manera busquen dentro de sus corazones donde esta su "jametz" espiritual, y tengan el privilegio de considerarse hombre y mujeres libres, para tener la fuerza de quemarlo y destruirlo.
Pesaj Kasher ve Sameaj.

1 comentario:

D.R. dijo...

Dices que "sólo el 20% de los judíos esclavizados en Egipto salieron de allí" y crees que es porque decidieron que "ya a esta altura de la vida no podían cambiar". Propongo otra interpretación: quizás estban convencidos de que PEOR que lo que ya estaban no podrían estar, que es imposible estar en una situación más terrible que la actual, y por lo tanto decidieron quedarse, pensando que de ahí en más sólo cabría una mejoría. Lamentablemente es lo que llevó a muchos judíos a no escapar de los países europeos en la Segunda Guerra Mundial, aún teniendo la posibilidad de hacerlo.
Jag Sameaj.