miércoles, 10 de febrero de 2010

Gud bai Joligud

Pueden soltar a los perros por lo que voy a decir, pueden tildarme de superficial y hacerme notar que semejante necedad sólo se me podría ocurrir a mí, pueden decir que no se debe generalizar, sobre todo si el único objeto al que se ha expuesto a comprobación es uno mismo, pueden indicar que esta teoría es una bobada sin consistencia desarrollada a las apuradas y generada más por las ganas de terminar rápido para irme a almorzar con Lili, que para cumplir con la ilusión de mi editora de recibir un post que provoque un crecimiento espiritual instantáneo o que no la abochorne, por lo menos. Lo que no podrán decir es que no soy valiente, porque a pesar de saber todo esto, igual me despacho con mi simple reflexión de mujer simple (saludo a quién corresponda).

Allí va: La humanidad le debe gran parte de su “angustia existencial” al cine. Si los hermanos Lumière se hubiesen dedicado a la venta de calzado en vez de a la proyección de imágenes en movimiento nos hubiésemos ahorrado unos cuantos dolores de cabeza (y seguramente hubiésemos tenido uno zapatos espectaculares). No me nieguen que no hay una parte de ustedes que cree que la vida tendría que ser más joligudense.

Por supuesto que todos sabemos que ese glamour es ilusión, pero eso mismo es lo que nos lleva a que la realidad nos “desilusione” porque enfrentada a la pantalla, la vida pierde color. El cine logró que nuestro día a día nos parezca sin gracia, porque si no estamos gritando en la proa que somos el rey del mundo, si el viento no nos mueve el pelo mientras corremos en cámara lenta, si no nos reímos hasta llorar o desayunamos con diamantes, no nos sentimos vivos.

Y esperando que pasen esas cosas nos perdemos el verdadero argumento, porque si bien no nos enamoramos a primera vista, no nos ganamos la lotería ni cambiamos la vida de un extraño con una frase, las cosas que nos pasan están diseñadas a la perfección y son lo mejor que nos puede pasar para la corrección de nuestra alma y para ayudarnos a lograr nuestra misión en el mundo. Y por sobre todo, no están producidas por Disney, sino que el productor es el mismo creador de el águila imperial, del cañón del colorado y de la savia de los árboles.

Y que disparate que si el mismo creador de las cataratas del Niágara y del la vida en la colmena nos está escribiendo el guión perfecto para cada escena de nuestra vida, nosotros sigamos descontentos esperando un encuentro del tercer tipo.

11 comentarios:

Sarah dijo...

Pues me alegro que el afán de irte a almorzar con Lili le ganara a cumplir con la ilusión de la editora, porque si no hubieras escrito otra cosa y no la gran verdad que dijiste: se vive en la irrealidad que jolibud & Cia. nos han vendido.

Pero lo mejor es que me has regalado la imagen de Ribono shel Olam como el gran escritor del guión de nuestras vidas!!! Hermosa herramienta para los momentos de crisis (es decir cuando el guión no nos cuadra y estamos seguras que debe haber una equivocación y debería decir otra cosa)

Margalit dijo...

BS"D

Shalom Judi!!!

Me pongo de 'pie' y te aplaudo: por unir lo 'profano' y ayudarnos a ver y recordar lo Sagrado, y aplaudo a Boreh Olam, el Gran Escritor de nuestras vidas 'teatrales', hay muchas escenas de nuestras vidas que parecen auténticos saltos al precipicio :-< (que finalmente sólo quedaron en nuestra imaginación)!!!

HaShem siga encontrando en vos esa predisposición para poner en palabras sentimientos, vivencias, lo oculto y lo público: sigas siendo keli!!!

Berajot!!!

Judi dijo...

Sarah, es verdad, nos vendieron esa irrealidad y nosotros la compramos a un precio alto, como dice un libro que estoy leyendo: "pagas por lo que obtienes, y si es gratis, has pagado mucho"

Margalit, ¡qué lindo lo de aplaudir a Boreh Olam! Me encantó
Y amén, gracias por tus brajot.

Alejandra dijo...

Me encanta leerte.
Y tambien contestarte.
Yo no condenaria al cine. Creo que cada uno elige que ver y con que parte de una pelicula quedarse.
Asi como hay muchisimas que son una basura, hay otras tantas que te ayudan a crecer, a entender y a vivir mejor en el mundo que tenemos.
Y si de vivir pura y exclusivamente en "este mundo" se trata, deberiamos decir good bye tambien a toda la literatura y al teatro y a toda expresion o intento de tal que el ser humano busco desde epocas muy remotas como forma de procesar la realidad, de entenderla,de transmitirla, de mejorarla, de discutirla y para eso fue necesario, es verdad, exagerarla ,llevandola al limite, para permitirnos verla con lupa, y entonces entenderla.
Y para cerrar te digo algo que siempre le digo a mis alumnos cuando les hablo de internet:
"las cosas no son buenas ni malas en si, son cosas y por tal no tienen esas cualidades. El uso que nosotros hacemos de ellas es lo que las hace buenas o malas. "
Tu hermana mayor (la del vestido de paisana)

Anónimo dijo...

grandioso!!!!!!!!!!!!!!!
y para tenerlo presente...
yami

andi dijo...

Genial Judi!
Me hiciste recordar muuuchas cosas de mi pasado:
Durante mucho tiempo quería que mi vida se pareciera a la de algún personaje de Stranger Than Paradise. Y si no, también tenía muchas opciones de "otras" que me parecían increíbles. Creía que era muy corta una vida para todas las "otras" que quería ser.
El problema es que no sólo no era otra sino tampoco yo misma.
Hasta que un buen día, en un tren que iba de Chaumont a Paris, en lo que se suponía que era uno de los mejores momentos de mi vida, recuerdo escribir en mi cuaderno de viaje: "nunca me sentí tan lejos de mi misma". Y tuve que emprender el camino de regreso a casa.
Y si bien muchas veces me pregunto (como en ushpizin):" ma Ata rotze mimeni" porque me siento en un film clase B y ni siquiera me acuerdo lo que significa la palabra glamour (una comida?) ,
se que estoy en el escenario perfecto para mi, y que Bh' ya no tengo que andar inventándomelos.

Judi dijo...

Ale, si te fijás yo no estoy en contra del cine, sino en contra de lo que las personas pensamos acerca de cómo debería ser nuestra vida.
Mucho más no tengo para decir porque mi opinión es el post y sería redundante (y aparte porque si nos peleamos voy a tener que morderte en la panza :D)

Ahora quiero compartir con vos (y con todas) parte del mail que Jannah me mandó ayer (con su permiso oooobvio):

.... realmente necesitamos a Alejandra, no solo en el blog sino en nuestras vidas. Si te das cuenta todas las comentaristas somos politicamente correctas. Ninguna disiente lo que se escribe, mas bien todas dicen que lindo, muchas gracias y repetimos lo mismo que esta escrito en otras palabras... pero "soltar los perros" y decir: -pues mira, he de "tildarte de superficial", tienes que darte cuenta que es una "necedad que solo se te ocurre a ti". Hay temas en los cuales "no se debe generalizar" y este es uno de esos. En fin, que tu teoria es "una bobada sin consistencia desarrollada a las apuradas"


Yami: por un lado quedé agotada de escribir la respuesta anterior, y por el otro no creo que nadie haya llegado hasta acá abajo para leer esto, así que no tiene importancia lo que ponga... qué se yo, nada, "que viva el león de francia".

Andi: Gracias, gracias y gracias por ser tan abierta y compartir tus (siempre interesantes) historias con nosotras.
¡y si que te olvidaste! Glamour es una canción que se llama "I put a spell on you"

Alejandra dijo...

Si Vale, pero de tu post se deduce que tu propuesta es dejar de ver cine y no ser mas cuidadosos en como lo vemos e intrepretamos
Y no sigo, sino corro riesgo de que me muerdas la panza, y con una vez me fue suficiente!

andi dijo...

Genial lo de Jannah! Estuve a punto de comentar algo similar en el post "alegoría del lavarropa". Ves, y por no decir nada ahora quedé en el grupo de las "políticamente correctas".

Anónimo dijo...

que viva!

Judi dijo...

¿qué viva yo? ¿o que viva el león de francia?