miércoles, 11 de noviembre de 2009

Dime en qué andas y te diré quién eres

Siempre sospeché que de alguna manera el comportamiento depende del par de zapatos que llevemos puesto. Yo paso de ser una maratonista en zapatillas a una jubilada en chancletas; de una doctora honoris causa en tacos altos a una empleada pública en mocasines gastados. El problema es que yo sé muy bien qué clase de zapatos llevan mi nombre. Los he encontrado en distintas épocas de mi vida y los he usado hasta el punto vergonzoso en el que a través de la lengüeta se divisaba el empeine. Pero en los últimos años no tuve esa suerte, porque parece que en Israel no, parece que los diseñadores actuales tampoco, y para mujeradultareligiosa, menos. Por eso no me gusta salir de compras, porque de alguna manera es la derrota de mis queridos abotinados frente a los zuecos puntiagudos.

La idea de que como en una especie de Rosh Hashaná personal, en un centro comercial se determinaría, según la elección, la particularidad de esa temporada, me aterraba. Pero como por esos días la suela de mis zapatos ya era el suelo, tuve que juntar fuerzas para enfrentar las vidrieras.

Me pasé la noche anterior imaginándolos. Ustedes dirán: qué poca vida tiene esta chica, que solo sueña con zapatos. Pero la verdad es que era parte de un pequeño experimento porque estuve leyendo el libro “It´s all in your mind” (todo está en tu mente) en donde se explica cómo a través de la emuná podemos focalizar nuestra energía, cómo Hashem nos provee de acuerdo con nuestras aspiraciones, y cómo para que algo nos sea concedido primero debemos desearlo en nuestro corazón.

Les confieso que a mí esas teorías me dan mala espina, será que quien se quema con leche ve una vaca y llora, pero no puedo evitar que la palabra “visualización” me transporte al recuerdo de sesiones de terapia en un consultorio atiborrado de almohadones indios. Pero aquí estaba Sara Yosef, asegurando que estas no son creencias de otros pueblos, que el poder de la imaginación se encuentra en el jumash, y que talmud nos eneseña cómo usar nuestra ratzón (voluntad) y cómo hacernos merecedores de todo lo que Hashem quiere darnos (Tú abres Tu mano y satisfaces a todo ser viviente, tehilim145:16).

Así que en contra de todos los pronósticos, a pesar de mi marido que piensa las cosas se consiguen en relación al esfuerzo utilizado y por sobre todo, a pesar de su refutación ingeniosa (que asombrosamente incluía en una misma frase un antiguo hit y el pirkei avot): “No culpes a la lluvia, no culpes a la playa, Iagata u matzata (te esforzaste y encontraste)”, hoy estoy feliz porque conseguí mi par de zapatos soñados. Y a quién se esté preguntando cómo es posible ponerse tan contento por una adquisición material le recuerdo lo que dicen nuestros sabios: “no juzgarás al prójimo hasta estar en sus zapatos”.

19 comentarios:

Kari dijo...

conseguiste borsegos? No hay como los borsegos...y ya volvieron a la moda, !!!
besosssssssssssss
Kari

Anónimo dijo...

¿me prestas tus zapatos??

Anónimo dijo...

Funcionó la visualización!!!! Que soda......

Margalit dijo...

BS"D

Shalom Judi!!!

Toda Raba!!! Si... como decimos en la tefila: 'Baruj.... she asa li col tzarki'.... zapatos y emuna...
Buenísimo!!!
Berajot vesimjot!! Como dice el Rabí Natan de Breslov: 'QUE TU LUZ BRILLE'!!!
Margalit

Judi dijo...

Kari: cómo me conocés... igual estos son unos borcegos que maduraron e hicieron teshuvá.


Anónimo: sólo conozco a una persona que dice "es una soda"

Margalit: Jannah lo dijo mejor que yo en su respuesta, así que me copio y te digo lo mismo

Kari dijo...

Hicieron teshuba y se volvieron Aburridos? o son borsegos que hicieron teshuba y siguen siendo autenticos (como la dueña)?

andi dijo...

Yo me imagino que la teshuba de un borcego debe pasar básicamente por la suela: menos dura y más anatómica. Más que aburridos se vuelven "a medida".
Judi: no me puedo sacar la musiquita de "no culpes" de mi cabeza!!!!!!!!!!! Genial tu post!

Judi dijo...

Kari: vas a tener que venir a comprobarlo.

Andiiiiiiiiiiiii: Seguís tirando letra,título de un próximo post: la teshuva de un borcego :D
y perdón por haberte pegado la musiquita... pero como dicen que un clavo saca a otro clavo te propongo: Ch-ch-ch-ch-Changes

aiala dijo...

Yo lo vi! yo los vi!!! son geniales!!!!! :) y por sobre todo, muy originales!!! A la duenia le van como "anillo al dedo" :)

Aiala

Anónimo dijo...

Judi, lo menos que podes hacer es subir la foto de los borsegos siglo XXI mujeradultareligiosa. El que busca siempre encuentra!!

Den

Judi dijo...

Aialita, te confieso que tenía miedo de que les dieses el pisotón de estreno.

Den, mejor no, porque a esta altura, si los ven van a decir: ¿tanto lío por esto?

shuly dijo...

quiero la foto de los zapatos !
besos shabat shalom

daf dijo...

yo creo que shuly tiene razon.... tanto hablar y comentar, el post merece la foto de los zapatos adjunta

Judi dijo...

Shuly y Daf,la puse por ahí ...

daf dijo...

a que foto te referis, a la de la estampilla con el pajarito volvando? :)

Judi dijo...

Dafnita, está en mi footbook

Anónimo dijo...

que es un footbook?? la busque por todos lados..........

Judi dijo...

¿footbook?, nada, sólo intenté hacerme la graciosa y no decir: puse la foto en el facebook

anita dijo...

Lamento no tener compu para poder leerte mas seguido.
Anita