martes, 29 de julio de 2008

Construyendo junto a Sarah

Nuestra matriarca Sarah, es, sin lugar a dudas, una de las mujeres más increíbles que hayan existido alguna vez en el pueblo judío. Todo el tiempo que Sarah vivió, hubo tres milagros en su tienda:
1) Sus velas de Shabat duraban encendidas desde Erev Shabat – vísperas del Shabat- hasta el próximo viernes, vísperas del Shabat.
2) La masa de sus panes o jalot tenían una bendición especial, y es que crecían enormemente y duraban frescas y calentitas toda una semana, hasta que se terminaban y horneaban nuevas en honor al Shabat.
3) La Nube de Gloria reposaba sobre su tienda.

Estas tres bendiciones o "Simanim"- características-, son lo que nos identifica como mujeres judías a través de las siguientes Mitzvot:
1) Encendido de velas de Shabat
2) Hafrashat Jala – Hacer Jalot con sus debidas bendiciones
3) Taharat HaMishpaja – Pureza Familiar

Como se conectan estas tres cosas con el Templo? En el Beit Hamikdash, en el "Eichal HaKodesh" – "Cámara Santa", habían tres vasijas:
1) La Menora – representa las velas de Shabat. Esta estaba situada en el lado sur del Eichal, y representa la espiritualidad, la Luz de H' en el mundo. A esto se refirieron nuestros sabios que aquel que busca sabiduría, se asiente al Sur de Israel, ya que la Menora se encuentra al sur.
2) La Mesa de los Panes – representa la masa de Sarah. Esta estaba situada al norte del Eichal, y representa la fuerza material en el mundo. Nuestros sabios comentan al respecto que aquel que busque enriquecerse (materialmente), se asiente al norte de Israel, ya que a través de La Mesa de los Panes, H' manda abundancia en Parnasa – sustento-, Salud y todo los que tenga que ver con lo material.
3) El Altar del Incienso – representa la Nube de Gloria. El Altar se encontraba en el centro del Eichal y representa el ideal del judaísmo: la combinación unida entre lo espiritual con lo material. El incienso representa lo material, mientras que el humo junto que su exquisita fragancia que se forma al quemarlo representa lo espiritual y a su vez, la Nube de Gloria. Sobre esto explican nuestro sabios que aquel que busque esta plenitud espiritual, tiene que asentarse al centro de Israel…nada más y nada menos que Ierushalaim!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Esta muy bueno..me encanto!!!

deborah dijo...

Ya había leído algo sobre el tema pero nunca la relación con el Templo....genial!!!