martes, 3 de agosto de 2010

Shalom!!! (ya era hora de un post de Margalit)

Bueno realmente no sé por dónde comenzar..... Quizás la mejor manera sea presentándome: Soy Margalit Bat Abraham Abinu, Bat Sara Imenu... Si soy gioret, Baruj HaShem!!! Privilegios si los hay.....

Muchas veces nos preguntan –a mi esposo y a mí (él también es ger, el giur lo hicimos juntos después de casados)- ‘¿qué te lleva a cambiar de ‘religión’?’....

Es una pregunta fácil.... difícil... nueva y antigua, reiterativa y aislada... Para mi, para nosotros, es ‘la’ pregunta.

Como bien me dijo alguien: ‘No se amanece un buen día y se decide hacerse judío, así porque sí’.... En mi fue un proceso de años, de decantación y de desencanto, de luchas conmigo misma y con los de afuera.... fueron años de preguntarme: ¿y qué hago ahora frente a esta VERDAD? Muchas veces la disfracé, otras la enfrenté y me enojé con ella porque tiraba al piso mi castillo-refugio.... Pero cuando no di más.... Cuando lloré toda una noche y empecé mi duelo y despedida de mis antiguas tradiciones y.... relaciones..... HaShem estuvo ahí.... Y me hizo tomar de la mano de dos personas que nos entendían muy bien (no se olviden: mi esposo también estaba en pleno proceso): nuestros Avot: Abraham y Sara..... Por eso cada vez que hago Tefila en los Pesuke beZimra y llego al relato agradecido del cambio de nombre de Abram por Abraham sé lo que se siente.... esa letrita ‘h’ es todo un universo escondido y revelado... En esa letra radica el cambio... En esa letrita estamos ¡¡todos!! Baruj HaShem!!!

A partir de ese momento empezamos el camino que nos llevaba a nuestro hogar, a nuestra ‘familia’... A ustedes....

Hubieron quienes nos recibieron y ayudaron y apoyaron (nuestro Knis de ‘nacimiento’, mi mora Devora, mis javerot de estudios).... Fue un proceso donde no faltó nada y donde siempre estuvo presente que queríamos ser.... iehudim... simple, sencilla pero verdaderos y reales iehudim...

A la pregunta del millón, la que se hace siempre: ‘¿Por qué quiere cumplir 613 mitzvot cuando con 7 (Los preceptos Noádicos) usted ya estaría cumpliendo su parte?’ Contesté: ‘Si usted tuviera una mesa servida, llena de manjares... ¿se conformaría sólo con una muestra de ellos?’. Quien me la hizo me sonrió y ahí empezó todo.

Fue maravilloso estudiar y.... poner manos a la obra. Nunca me costó el cubrirme la cabeza ni el tema del cuidado del tzeniut... Bueno si, me costó porque mi alma guaraní necesitaba de colores estridentes y de muchas flores!!! Pero... ¿qué es esto frente a todo lo que recibimos a cambio? ¡¡LA VIDA MISMA!!

El broche de oro de nuestro giur, fue llegar a Israel. El broche fue estar frente al Beit Din y responder las preguntas y recitar el Shema con el corazón en la boca. El broche estuvo en Beersheva donde pasamos por Tevila y fuimos recibidos como ‘hermanos’ y recibimos nuestro nuevo nombre. El broche estuvo en Yerushalaim donde el Rab Eliahu Birinbaum –siempre tenga semajot!!- nos casó ese 26 de Tishrei 5763. El broche estuvo cuando pudimos llegar a Hebron, Ir HaAvot, y estar frente a quienes nos ‘dieron’ su nombre para que no estuviéramos solos.... sin un ‘antes’, sólo con el ‘después’.

¿Qué más puedo añadir? Valieron la pena cada lágrima, cada risa, cada renunciamiento, cada subida y cada bajada. Porque después de todo como dice Rabenu HaKadosh, Rebe Najman miBreslov –z”l-, NO EXISTE TAL COSA COMO LA DESESPERANZA. NO HAY MITZVA MÁS GRANDE QUE LA DE ESTAR SIEMPRE ALEGRE. CADA DÍA PODEMOS HACERLO NUEVO, CADA DIA ES NUEVO... Y ANTE CUALQUIER DUDA: EL HITBODEDUT ES LA RESPUESTA

Quiero sólo agregar que les agradezco: Jana, Judi, Debbie y todas las demás porque..... ustedes, sin saberlo son el lugar donde todas nos encontramos: las amamos y necesitamos. KADIMA!!! Y.... JODESH ELUL lleno de semajot y preparadas a recibir al Melej que sale al Campo.... Berajot!!!

9 comentarios:

Rita Lampa dijo...

margalit querida, que maravilloso relato de tu re-nacer. no se por que, pero me fascinan estas historias del alma de iehudiot como tu, sera porque me acercan mas a Hashem...

que zejut tienes, y que grandeza y coraje para dar vuelta toda una vida, un gran ejemplo para todas!!
gracias por compartir tu historia con nosotras.

Margalit dijo...

BS"D

Shalom y toda raba :)
Sólo quiero aclarar algo: nuestras familias SIEMPRE estuvieron a nuestro lado. Ellos, al igual que nosotros, siempre priorizaron algo: nos amamos como somos, nos respetamos y valoramos mucho: que Boreh Olam siempre los guarde en el hueco de Su Mano y ellos puedan conocer la EMET de la Tora :)
Nada más y de nuevo gracias a todas por darnos estos espacios :)para compartir y conocernos :))

andi dijo...

que maravilla! me hiciste emocionar hasta las lagrimas! un ejemplo para todas nosotras! Que tu alegría y amor por la Tora puedas verlo en tus generaciones y en todo Am Israel.
Un abrazo sentido! andi

johanna dijo...

que hermosa tu historia!!!muy emocionante
kol a kavod, un ejemplo para todos!
otro abrazo sentido!

Judi dijo...

Al volver de mis vacaciones me encontré con todo lo que pasó en el blog en estos días... ¡tanto para comentar!
Por ahora, solo paso a felicitar y agradecerle a Margalit por su historia.
Y a saludar al resto... si es que alguien me está leyendo en vez de practicando hitbodedut :D

johanna dijo...

bs[d
Margalit y andi
por si el 9 de agosto ya no hay mas CD mejor llamen ahora porque se los estan deborando en Argentina. yo ya lo escuche 3 veces y sigo aprendiendo!!! es espectacular!!!
estan en las keilot de moldes y villa urquiza por ahora. pueden llamar al 4551'9919
saludos!!!

Anónimo dijo...

b'h
Margalit qué relato emocionante.Un ejemplo para todas.
Bendiciones.
Esther

Margalit dijo...

BS"D

Shalom... gracias...
Para todas ustedes este texto:
"El Rebe Najman de Breslov estaba por comenzar una lección cuando de pronto aferró los apoyabrazos del sillón donde estaba sentado y dijo: '¡Cuando uno se sienta en la silla, uno es un mensh!' (...) En lenguaje moderno, mensh designa a un ser humano completo. Es ese hombre o mujer que ha integrado los diversos elementos de su ser físico y espiritual; alguien que ha superado el vacío interior que a veces sentimos. Cuando una persona así se sienta en una silla, la silla está ocupada. Uno se sienta en ella y uno es un mensh."

("LA SILLA VACÍA"; Páginas 9 y 10)

¡¡LAS QUIERO UN MONTÓN!! ¡¡GRACIAS POR OCUPAR 'LA SILLA' Y HACER 'EL SABOR DEL RIMON'!!

Pd. Andi, tengo el libro.

Anónimo dijo...

Margalit,
Increible y emocionante la historia.
Que sigan creciendo en este camino de Tora y mitzvot y aportando un gran ejemplo para todos,
Shalom,
Denise