jueves, 22 de julio de 2010

Somos siempre las mismas

En este momento me pregunto qué pensarán ustedes acerca del post que están a punto de leer. ¿No es verdad que al leer un título uno piensa que ya sabe lo que le van a decir? Por ejemplo, sé que Andi leyó "somos siempre las mismas" y enseguida supo que yo iba a comparar a la niña que fui con la mujer que soy en la actualidad para concluir que a pesar de ser adulta y poder quedarme despierta hasta la hora que quiero, justamente la hora en la que quiero irme a dormir es la misma en la que mis padres me obligaban a acostarme. Y Andi podría haber tenido razón, lo hubiese dicho.

O Yami, que cuando leyó "somos siempre las mismas" pensó que este sería el relato del cumpleaños de Debbie en Lattecini y en una milésima de segundo pasó de la indignación a la resignación de tener que leer ese título el día que ella no vino. Y Yami podría haber tenido razón porque yo le había prometido esa crónica titulada "todas menos una" (fetuccini y ravioli, bla bla, todavía te debemos el regalo, bla bla, la moza cantando el feliz cumpleaños en castellano, bla bla y adiviná quién comió pescado después de habernos atiborrado a pescado en los nueve días).

Y Margalit, que leyó "somos siempre las mismas" y pensó que hablaría de nuestras neshamot frente al monte Sinai. O Jannah, que se dijo a sí misma "ya era hora de protestar porque siempre sean las mismas las que comentan en el blog". Y si, también podrían haber tenido razón.

Pero no. Lo que voy a decir es que eso mismo hacemos con las mitzvot: aprendemos el título y seguimos adelante. Por ejemplo: si el título de la mitzvá es "alejarse de la falsedad", no profundizamos y cuando nuestro hijo nos pregunta si nos gusta su dibujo, le contestamos que ese mamarracho enmarañado no parece una casa con jardín y que se olvide de ser Picasso. Porque la Torá nos obliga a decir la verdad.

Si el título es: "visitar al enfermo" caemos de sorpresa a la hora de la siesta y aprovechamos para resolver algunos temitas de trabajo por teléfono mientras nos comemos los chocolates con la inscripción "que te recuperes pronto". Porque la Torá nos obliga a visitar al enfermo.

Y no me atrevo a hablar de las atrocidades cometidas bajo los títulos "corregir, corregirás a tu compañero" o "lashon hará letoelet" porque todos las hemos sufrido y conservamos las heridas.

Así que al final era esto: que somos siempre las mismas interpretadoras de títulos, que no vamos más allá porque ya sabemos todo y... aquí me detengo porque ya saben el resto.

8 comentarios:

Margalit dijo...

BS"D


BARUJ HASHEM!!!
¡¡GRANDEEEEEE!! Y... SIEMPRE SOS LA MISMA QUE NOS SACA LAS CARETAS PROPIAS Y AJENAS :O) UNA VEZ MÁS: GRACIASSSS!!!
SI... acercándose Elul tu post es un despertador y campana de largada y..... tantas cosassss!!!
Te lo agradezco...
Berajot plus!!!

Lea dijo...

Muy bueno!!!

Anónimo dijo...

sos lo mas!!!!!!!!!!
y aparte es justo lo que me paso
te quiero!!
yami

Judi dijo...

Margalit: hola... no me dijiste si acerté con tu pensamiento...

Lea: Sos la única que entendió la indirecta acerca de que siempre comentan las mismas... gracias.

Yami: me olvidé de contarte el episodio de la torta con sal.

johanna dijo...

hola judi, yo hubiera pensado del titulo que detras del panuelo\peluca, medias y polleras, esta la escencia de esa personita que fuimos algun dia llena de "midot" por corregir, y luchando con los yetzer que nos dejo o por el contrario que nos asusta ver que cambiamos tanto que queremos mantener algunas cositas de la que fuimos algun dia. mmmm....se entiende?

Anónimo dijo...

jUDI, INCREIBLE!! Siempre los leo los post y me gustan mucho. Y los comentarios tambien... Saludos,
Denise

caro dijo...

Chicaaaaaaaaaaaasssssssss, no saben que hice ayer... fui a ver a la Rabanit Iemima Mizrahi!!!!!!!!!!! que felicidad, me encanto verla en persona!!! gracias a ustedes del sabor del rimon que me la presentaron.
Capaz para ustedes es normal ir a verla por q viven mas cerca, pero yo, una vez que viene al norte, no iba a perder la oportunidad!!!
saludos y gracias

Margalit dijo...

BS"D

Shalom Judi!!!
Shavua tov para todas... en 15 días...¡¡ELUL!!
TU VEAB SAMEAJ PARA TODAS :)!!

Tengo que admitirte que.... no, no pensé eso. Mi mente divagó hacia que siempre somos las mismas que hacemos las mismas cosas, que tenemos un vagage para cambiar en este tiempo de Teshuva maravillosa que Boreh Olam nos regala y que utiliza canales como VOS para recordarnos que YA es hora de empezar a prepararnos para ver al Rey salir al Campo para estar con nosotras, sus HIJAS!!!

Te quieroooooooooooo!!!