viernes, 4 de junio de 2010

Es una pavada celestial (o crimen y castigo)

No saben lo contenta que estoy, a pesar de que el día pintaba mal, porque sin cafeína en sangre tener que firmar malas notas del colegio es solo un augurio de otro día mirándome al espejo preguntándome si es necesario que se noten en la cara las cosas que me han pasado.

Pero al abrir el blog exclamé: “maldición, va a ser un día hermoso”, porque de golpe supe que hoy podría decir lo que llevo quince mil palabras en Word intentado expresar, una idea que tengo atorada en la luneta y que hasta ahora solo logré liberar de a retazos hechos cenizas.

Así que a todos los que en estos días pensaron que estaba como una cabra cuando me escucharon decir que la inteligencia está sobrevalorada y que hay que navegar por la superficie de las cosas, les pido que tiren esas frases al recycle bin de la memoria y me den una nueva oportunidad para explicarme.

Lo que en verdad quería decir es que creo que la inteligencia está sobrevalorada y que hay que navegar por la superficie de las cosas.

Intuyo que todo surge de un mal entendido: que lo serio es lo profundo, que lo espiritual es angustiante y que estamos en el mundo para soportar el sufrimiento. Saben bien de lo que hablo, de esa vocecita interna que nos repite todo el tiempo “te has portado mal y mereces ser castigado”.

Pero eso no es Judaísmo, eso es vivir equivocado y confundir lo espiritual con lo espiritista. La oscuridad del pensamiento nos hunde y en las profundidades solo se puede tocar fondo. Para elevarse es necesario ir liviano.

Nos esforzamos demasiado para que todo resulte cuesta arriba (y que nadie vaya a pensar que nuestra vida es fácil) pero así lo único que hacemos es interferir en los planes de Hashem. Y no estoy hablando de las cosas que caen por su propio peso, estoy hablando de que al llevar cada cosa a la zona oscura nos privamos de disfrutar la luz que Hashem nos envía por su intermedio.

Es una herejía decir que está mal estar bien. La ausencia de Hashem sólo existe en nuestra imaginación. Todos conocemos el verdadero nombre de la tristeza, así que dejemos de reverenciarnos ante ella porque lo único que quiere es destruirnos.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuanto daria por saber lo que realmente quieres decir.
Shabat Shalom!!

Judi dijo...

Cuando nos veamos recordame que te lo explique :D

Anónimo dijo...

me parece que lo q judi quizo decir es que hay una tendencia colectiva a pensar que "cuanto mas sufro, mas tzadika soy"...y este sufrimiento no son los llamados "sufrimientos por amor" que H' manda a las personas, sino que la persona misma se hace la vida mas dificil pensando que esa es la manera correcta de hacer Avodat H', y en realidad es su ietzer hara que se destornilla de risa mientras el otro cree estar elevandose...

Mitzva Guedola Lihiot BeSimja Tamid!!!

Shkoiaj Judi!

Jannah, donde andas?
Debbi, y la comida??? Mira que aca en casa te necesitamos full!

Shabat Shalom!

3 (Ja! con esto las mate!)

Judi dijo...

¡Ni una palabra más ni una palabra menos! Es exactamente lo que quise decir.

... no sos 3, ¡vos sos un 10!

shabat shalom

Anónimo dijo...

soy re 3!!! a lo mejor no la de tu lista pero 3 al fin! ;)

aprovecho para agregar q me encanto el post. hace mucho que trabajo en desintoxicarme de esta conducta autodestructiva y a veces me siento un tanto "secular" por disfrutar de la vida (in a kosher way, of course). gracias x el jizuk!

3333333

Margalit dijo...

BS"D

BARUJ HASHEMMMM!!!

Sé que para muchos soy una 'bresloviana' recalcitrante que lo único que hace es 'simplificar' las cosas.... Lo asumo: SOY UNA BRESLOVIANA que intenta SERLO BEDIUKKKKK!!! Y lo que has posteado, querida Judi, es aquello que Rabenu HaKadosh -zz"l- expresa en sus sefarim con mucha claridad.... HaShem nos puso en este olam para revelarLe... así de sencillo, así de maravilloso y así de tremendo (en especial cuando uno se enfrenta con ello a diario)... No estamos para 'sufrir' ni para cumplir la ecuación: sufrir+mártir+tristeza=soy una auténtica iehudia tzadeket.... Noooo!!! Baruj HaShem!!! Todo está a nuestra mano para disfrutarlo, vivirlo y también sufrirlo porque de todo esto se trata el vivir, perdón si me equivoco o no te interpreté en tu justa medida.
Que vivamos una vida iehudia con la SIMJA que da el sabernos amados por el HaShem Ejad sin dobleces ni dobles mensajes.... el Único, tomando COAJ VEJIZUK de esto: del poder compartir con nuestras amigas/compañeras este Derej que es de la Verdadera Vida!!!
Shalom y otra vez... Judi: gracias por 'despertar' mi neurona :)

andi dijo...

maravilloso el post y los comentarios! pero sobre todas las cosas, volver a escuchar la frase: maldición, va a ser un día hermoso! (aunque me digan lo contrario, se que es para mi). Genial judi!

Judi dijo...

Para no quedar como una mal educada que no contesta los comentarios, quiero aclarar que los últimos dos los respondí por via privada.

Igual puedo improvisar una respuesta oficial:

Margalit y Andi: Las saludo atentamente.