martes, 3 de noviembre de 2009

Este mensaje se autodestruirá en cinco segundos

Las mujeres nos podríamos diferenciar por nuestros superpoderes. Sin ir más lejos, entre mis amigas puedo señalar a dos mujeres maravilla, que giran como un tornado y se hacen cargo de todo lo que las rodea; una mujer biónica, que soluciona las cosas rapidísimo a pesar de correr en cámara lenta; tres brujas Samantha, que sólo necesitan un movimiento de nariz para poner todo en su lugar; y varias mujeres invisibles a las que nadie percibe mientras mueven montañas.

Al decir esto no pretendo lograr una categorización graciosa (en ese caso hubiese incluído a gatúbela), sino indicar que a cada una, aparte de superpoderes, le asignaron una misión.

El problema es que descubrir esa misión no es nada fácil. Por ejemplo, durante muchos años, yo llegué a pensar que la misión era simplemente “encontrar la misión”. Como en una mística búsqueda del tesoro, lo que había que hacer era encontrar señales abriendo libros al azahar, analizando coincidencias, o moviendo una copa dentro de un círculo de letras para que mágicamente nos indicaran nuestra función en el mundo. Por suerte me cansé rápido de la falta de comunicación cósmica y dejé de lado el esoterismo.

Después me convencí a mí misma de que había descubierto el secreto de la vida: la misión única y universal era la expansión de la conciencia. Cualquiera que se estuviese ocupando de esto estaría cumpliendo su función en el mundo. El problema llegó cuando comprobé que la mayoría de la gente con una “conciencia expandida” no tenía con qué llenarla.

Y la confusión siguió aún después de varios años de teshuvá, porque se me mezclaron dos temas y terminé concluyendo que trabajar las malas midot era el objetivo final. Y así seguí muy campante hasta que en una clase me tiraron un balde de agua fría: todavía hoy recuerdo la vergüenza al darme cuenta de que para todos era obvio que no era corrigiendo las malas midot como se cumple la misión personal. En esa clase, el rab, con su paciencia infinita (¡ese si que es un superpoder!) me explicó que si bien tenemos la obligación de trabajar en la corrección de nuestras “malas midot”, eso no tiene nada que ver con la misión personal, justamente todo lo contrario, las herramientas que debemos usar son nuestras “buenas midot”.

O sea que no había que salir corriendo a comprar el lazo de la mujer maravilla, sino que tenía que utilizar mis propios superpoderes y ponerlos en función del mundo, y aunque hoy no les cuente cuáles son las buenas cualidades que descubrí que me ayudarían, si les voy a decir que asombrosamente coinciden con las de mi heroína favorita.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

VOLVISTE!!!!!!!!!!

Margalit dijo...

BS"D

BARUJ HASHEM!!!

Gracias Judi por hacernos 'desempolvar' y valorar la 'misión' para la cual fuimos traidas a este mundo, en este tiempo, en el lugar donde estamos HOY... y no quedarnos en los 'podría ser' ni en lo que los demás logran en sus misiones, sino el darnos cuenta en todo lo que nos 'cerca' -porque soy una convencida que HaShem hace 'de todo' para que nos demos por enteradas de cuál es nuestra misión- que ESTO es lo que HaShem espera de nosotras, de cada una y una.

Una vez alguien me dijo que los iehudim éramos los matices de un Abanico Multicolor, cada uno necesario... A veces ese color no es tan 'destacado' pero.... qué maravilloso es saber que sin él, sin ese 'puntito' el Abanico perdería ese matiz que andaba precisando.... Si, nosotras y nuestra misión, nuestro matiz particular que hace que el Abanico valga la pena cuando se abre y un BARUJ HASHEM salga de cada uno de todos los que lo hacemos....

HaShem nos ayude a no quedarnos en la búsqueda sino en el decidirnos a tomar el lugar/misión que Hashem nos confía -como vos bien lo dijiste, bah...SIEMPRE lo decís bien y nos dejás la 'pelota' picando de nuestro lado de la cancha....

Gracias Judi... Gracias por cumplir ESTA misión: despertarnos!!!

Berajot en el día del Hilula del Rab Shelomo Carlebach -z"l-...

Anónimo dijo...

Muy bueno!!, JUDI,
Saludos de Chile,

DD

Judi dijo...

Anónima: Mirá si seré despistada que ni me di cuenta de que me había ido...

Margalit: Tus comentarios siempre son un post aparte. Me gusta leerte.

DD: Hoooola amiga, ya sé que te debo un mail, perdoname. Bli neder, mañana sale con fritas.

daf dijo...

entonces tu heroina favoria...GATUBELA? ahhhhhhhhhh por eso te vestis siempre de negro ;)
besos
Daf

Judi dijo...

Daf, frío frío. No es ella. De ninguna manera. Nunca jamás.

andi dijo...

mr. magoo???
(era broma, ese es el mio!)

aiala dijo...

El inspector Gadget????

Anónimo dijo...

JUDI, estoy esperando mi pedido con fritas, para cuando??

DD

Judi dijo...

DD:
En la cocina están atrasados, pero no se preocupe que lo suyo ya sale.

daf dijo...

upahhh llegamos a los 10 comentarios!

Debbie dijo...

Minutito, querida editora, con la cocina, que no se metan!!!!!

Debbie