jueves, 17 de abril de 2008

La sefirá de HOD (Esplendor)


הוד

Hod es asociada en el alma con el poder de avance continuo, con la determinación y perseverancia nacidos de un mandato interno muy profundo, con la finalidad de la realización de los propios objetivos de vida. El reconocimiento de un propósito supremo en la vida y la total sumisión a lo que lo inspira, sirve para dotar a la fuente de la propia inspiración con un aura de esplendor y majestuosidad. Así, la palabra hod connota tanto "reconocimiento" (hodaá), como "esplendor", este visto como una especie de "reverberación" en forma de aura (hed) de luz.


El aspecto de hodaá de hod, también se manifiesta como el poder de expresar gratitud, (esto lo califica como una respuesta "sefirótica" a jesed), y también como el poder de "confesión" (vidui).


Las dos sefirot de netzaj y hod son llamadas "dos mitades de un solo cuerpo". A menudo en cábala, son consideradas como una sola sefirá. Esto es más todavía que con respecto a jesed y guevurá (los brazos derecho e izquierdo), netzaj y hod (las piernas derecha e izquierda) sólo pueden llevar a cabo su tarea (caminar), funcionando juntas.


En el Zohar, se hace referencia a ellas como "los platillos de la balanza de la justicia". Netzaj reconoce mientras que hod concede ("reconoce" o "confiesa"). Son los responsables del estado de equilibrio general del cuerpo, por ser los dos pilares sobre los que se mantiene.


El éxito en las relaciones no sólo se consigue con la proyección. Depende también de nuestra capacidad para generar el espacio interno necesario para aceptar el flujo de netzaj que los demás proyectan sobre nosotros. Si nos proyectamos hacia otra persona con mucho entusiasmo pero nos encontramos con un ambiente emocionalmente helado, no habremos creado una relación.


El flujo de Hod reprime la confianza de Netzaj con el fin de que no resulte dominantes o excesivamente efusivos, generando de este modo cierto temor o asfixia emocional. 

1 comentario:

D.R. dijo...

Primero: me alegra ver en un blog escrito por mujeres un post sobre Cabbala: pensé que el judaísmo ortodoxo sólo lo reservaba para los hombres. ¿Es así? De todos modos, enhorabuena!
Segundo: debo reconocer que leí un par de veces el post pero me resulta un poco difícil de comprender, como si me faltara una docena de palabras que explicase un poco más. Estoy interesadísima, pero me resulta críptico.
Seguiré visitando, eso seguro!