lunes, 11 de febrero de 2008

La Letra del Mes de Adar

En su lenguaje magnífico, los místicos revelan, por ejemplo, que el mes de nisán —primer mes del calendario hebreo— fue creado a partir de la letra hei, y el mes de adar —último mes del mismo calendario— a partir de la letra kuf.


ה ק


El Zohar, enseña que la hei, a pesar de ser una de las doce letras simples, está compuesta por la combinación de otras dos letras del abecedario hebreo: la letra dalet y la letra yud.

Por otra parte, la letra kuf, muy parecida a la letra hei, también, a pesar de ser una letra simple, se compone de otras dos letras: la letra reish y la letra nun final.

Los sabios comentan «al pasar» que el nombre de la segunda letra es kuf ya que en realidad se comporta como un kof, palabra que en hebreo significa «mono». Tal como el mono imita al hombre, la letra kuf imita a la letra hei. Y en el lenguaje del tiempo: el mes de adar imita al mes de nisán.

Dos alternativas, dos caminos: el modelo original, la hei, y el modelo de imitación, la kuf.

Si analizamos la palabra «verdad» en la lengua del Paraíso, en el idioma de Adán y Eva —emet— notaremos que las tres letras que la componen —alef, mem y taf— se apoyan y descansan firmemente sobre la línea. Nuestros sabios entienden este hecho «casual» como un indicador de la firmeza y la estabilidad de la verdad.


אמת


Por otro lado, si analizamos la palabra mentira —sheker— descubriremos que la misma, al ser escrita, no logra apoyarse y descansar de modo estable sobre el renglón. ¿Por qué la mentira no logra alcanzar el equilibrio? La culpable «técnica» de tal inconveniente es la letra kuf, letra central de la palabra mentira —sheker— compuesta a su vez por otras dos letras: la shin y la reish.


שקר


Muy curioso y significativo: precisamente debido a la letra que simboliza al receptor de la letra kuf, la letra nun, la mentira se balancea, se desestabiliza y cae. El receptor de la kuf propone un modelo alternativo, propio, individual para describir y transitar la realidad muy parecido al modelo original, casi idéntico. Sin embargo, la pata de la letra kuf, la misma que sirve de cuerda escapatoria, no permite que la letra descanse firmemente sobre la línea. No le da descanso ni la deja en paz. La pata corta e inestable de la mentira.

No hay comentarios: